LA FALTA DE TRANSPARENCIA AMENAZA CON HUNDIR FCN

Jimmy Morales, en julio de 2015 en campaña, recibe el apoyo de seguidoras del PP. También usó el helicóptero de Alejandro Sinibaldi, pero FCN no lo ha declarado al TSE.

Las aguas se agitan cada vez más a lo interno del FCN-Nación, el partido que llevó a Jimmy Morales a la Presidencia, el que hizo la campaña ‘más austera’ de las últimas décadas con los mejores resultados y el eslogan “ni corruptos ni ladrones”. El partido está metido en un lío legal porque no tiene las cuentas claras sobre quién financió sus actividades. Lo denunció la Inspectoría del Tribunal Supremo Electoral y lo investiga ya el Ministerio Público. En una época en el que el TSE está por cancelar a Líder y al PP; el FCN navega por aguas turbulentas y su naufragio puede dejar varias víctimas.

Jimmy Morales, a tres días de cumplir su primer año en la Presidencia, no necesita de desestabilizadores externos. Como si no fuera suficiente con que José Manuel y Samuel, su hijo y su hermano, sean investigados por un caso corrupción con el PP en 2013; su diputado estrella Armando Melgar Padilla sea investigado por el MP por espionaje desde la Presidencia; y su otro diputado estrella Edgar Ovalle esté señalado por masacres en los 80, ahora tiene que hacer frente al que posiblemente sea uno de los problemas más serios en su gobierno: la falta de transparencia en FCN.

Su partido, del que dijo en campaña que lo controlaba en su totalidad, se parece mucho a los que están envueltos en tramas de corrupción, como el Partido Patriota, o que son cuestionados por financiamiento irregular, como es el caso de Líder.

Las cuentas no están claras en el partido de gobierno y por eso el inspector del TSE presentó a mediados de diciembre de 2016 una denuncia en el MP, que debe investigar por qué la información de del financiamiento de la campaña electoral de 2015 está incompleta y no se puede saber a ciencia cierta quién y cuánto se aportó al partido, y a partir de eso, determinar si los recursos son lícitos. El año pasado, un narco extraditado a Estados Unidos conocido como El Fantasma, dijo que él le había dado US$500 mil (Q3.7 millones) al entonces candidato vicepresidencial Jafeth Cabrera.

El diputado Edgar Ovalle, actual secretario general del partido, no atendió el en dos ocasiones diferentes los requerimientos del TSE para aclarar las dudas financieras en tiempos en los que Jimmy Morales era el secretario general.

El camino para la cancelación de un partido es largo y difícil, pero si FCN no aclara el origen de sus recursos y si se detectan anomalías comprometedoras, puede llegar a extinguirse y su bancada de 37 diputados (de 158) podría quedarse sin partido y sin posibilidad de crear una nueva bancada por las restricciones de la nueva Ley Electoral.

La contadora, el último eslabón

¿Quiénes son los responsables de este problema? Dentro de FCN-Nación se acusan entre sí.

El vicepresidente Jafeth Cabrera dijo que Jimmy Morales era el secretario general de FCN-Nación en tiempos de campaña y por eso debía ser él quien compareciera ante las autoridades si se detectan anomalías. El presidente respondió que en ese momento “no era el encargado de las finanzas” del partido e implícitamente dirigió la atención hacia el Secretario de Finanzas. El diputado Javier Hernández, entonces Secretario de Finanzas, dijo que la responsabilidad debe recaer sobre la contadora Ana Gloria Pérez Monterroso, que ya no trabaja para FCN y que no aparece.

El nombre de Ana Gloria Pérez Monterroso salió a luz por primera vez en el informe del financiamiento privado del FCN-Nación del segundo semestre de 2010 y por última ocasión en el informe de agosto de 2015; nadie en el partido sabe con exactitud cuando dejó su puesto.

Oscar Shaad, jefe de la fiscalía del MP contra delitos electorales, dijo que hay un equipo de investigadores dedicados a buscar a la contadora Pérez Monterroso, porque hasta ahora no han conseguido encontrarla en la dirección que registró en la zona 7 de la Ciudad de Guatemala y buscan más información que pueda dar con su paradero.

El fiscal es cauteloso cuando se trata de hablar de la contadora, que es una pieza clave en su investigación, pero asiente cuando se le cuestiona si se debe resguardar la seguridad de una de las responsables de explicar los ingresos del partido oficial.

El diputado Javier Hernández, subsecretario general de FCN, dice que la contadora abandonó el cargo y se llevó consigo documentos internos sobre el financiamiento electoral de FCN.

– Estamos armando toda la contabilidad. Tenemos un auditor y ocho contadores para resolver el tema.

El diputado Edgar Ovalle, actual secretario general de FCN-Nación, no respondió a las llamadas de Nómada; ni se le encontró en su oficina del Congreso ni en la sede del partido.

El partido del millón y medio

Seguir la pista al dinero en el partido gobernante no es una tarea sencilla. Nómada tuvo acceso a los informes de financiamiento electoral de FCN-Nación desde su inscripción como partido el 7 de enero de 2008.

Datos del TSE exponen cuánto percibió el partido oficial a partir de aportes dinerarias y de donaciones en especie. Declararon que no hubo gastos en 2008, no tiene registros en 2011 y 2012 y que en 2015 gastó Q896,438. En total desde 2008 hasta 2015, Q1.5 millones.

Existen datos parecen no cuadrar, ya que no se registraron algunos aportes de la campaña, como los helicópteros que Jimmy Morales usó y que pertenecían a Alejandro Sinibaldi, exministro del Partido Patriota, ahora prófugo por corrupción.

Además, la cantidad de vallas o el uso de vehículos blindados para la segunda vuelta no cuadran con el gasto declarado de menos de Q900 mil.

Las finanzas de FCN-Nación son un rompecabezas incompleto.

Esos Q900 mil declarados serían una décima parte de lo que realmente gastó FCN-Nación.

De acuerdo con Mirador Electoral, una instancia que se dedica a la fiscalización de los partidos políticos, FCN- Nación tuvo un gasto operativo que suma Q8.9 millones sólo entre el 8 de septiembre y 20 de octubre, que corresponden a la campaña de la segunda vuelta.

¿Qué pasará ahora?

El fiscal Shaad dice que seguirán buscando a la contadora de FCN-Nación, pero también atenderá una cita en el TSE para saber de qué otra forma se puede acceder a la información de FCN-Nación y así fiscalizar al partido.

El objetivo es responder a la denuncia de la Inspectoría del TSE y analizar a quién se responsabilizará penalmente por impedir la fiscalización de los fondos públicos y privados, lo que se puede ser un delito con prisión de 1 a 5 años.

Este sería solo el comienzo para empezar una investigación más profunda del partido oficial, ya que a partir de los informes financieros con detalles de todos los aportes, en dinero y especie, se podrá determinar si el origen de los fondos de la campaña de Jimmy Morales son lícitos.

En el TSE también pueden avanzar procesos administrativos encaminados a establecer llamados de atención, sanciones y hasta la cancelación del partido si se incumple con la ley, pero ningún magistrado se atreve a adelantarse a este suceso.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *