Joven que sueña con ser médico lucha contra enfermedad renal.

2be26a49-7c0b-4e19-9cd5-47c008fbf6b0_749_499

Luis Enrique Arriola Morales, de 16 años, tiene fe de superar la insuficiencia renal que le afecta, y estudiar para médico y aportar a la sociedad. Actualmente está tratamiento y junto a su madre se aferra a la vida.

Luis Enrique Arriola Morales y su madre Heidy Morales tienen fe de salir de esta difícil situación. (Foto Prensa Libre: Oscar Fernando García).
Luis Enrique Arriola Morales y su madre Heidy Morales tienen fe de salir de esta difícil situación. 

El joven fue diagnosticado con la enfermedad a principio de este año y actualmente se somete a un tratamiento de hemodiálisis cada semana. Además, su padecimiento le ha afectado el corazón, informó la madre, Heidy Morales.|

Heidy, quien es madre soltera, vive junto a sus tres hijos en Amatitlán, desde donde viaja hacia la ciudad de Guatemala cada semana para que su hijo reciba tratamiento. A veces ha tenido que pagar hotel cuando el tratamiento termina muy tarde, ya retorna a su casa hasta el día siguiente.

Luchan juntos

Entre lágrimas, la madre indica que su estilo de vida cambió, pero su lucha se mantiene para salvar la vida de su hijo. “Él -Luis – comenzó en enero de este año con dolor de cabeza, mareos y calambres. El diagnóstico previo señalaba una insuficiencia renal o leucemia”, agrega, mientras se seca las lágrimas.

Previo a su enfermedad, el joven era monaguillo en la iglesia de San Juan Bautista, Amatitlán, donde ayudaba con las tareas de la misa. “Mi deseo es graduarme de médico. A los jóvenes les digo que se involucren en las cosas de Dios”, expresó Luis.En marzo la situación empeoró, pues su cuerpo se hinchó, debido a que sus riñones dejaron de funcionar. El paciente fue referido a la emergencia del Hospital Nacional de Amatitlán, donde recibió atención y el diagnóstico confirmó los temores: insuficiencia renal crónica.

“Al escuchar el diagnóstico me desesperé, no sabía qué hacer. Llamé por teléfono a una mi hermana para decirle que, según el médico, a mi hijo se le acaba la vida”, recuerda Heidy, que por atender a su hijo dejó de trabajar y ahora recibe ayuda de personas bondadosas.

Su hijo grande recién encontró trabajo y todavía no ha recibido su primer pago.

Sirve en la iglesia

La salud del joven se ha complicado, pues es necesario cambiarle el catéter para seguir con el tratamiento. “Espero estar sano y regresar a servir a la iglesia”, manifestó Luis.

Luis Arriola también ha estado internado en el Hospital San Juan de Dios para ayudarlo a superar la enfermedad.

También necesita otro examen del corazón, medicamentos y una dieta especial. Las personas que deseen ayudarlo de pueden comunicar el número 3453 4100.

Luis Enrique Arriola Morales se ha desempeñado como monaguillo en la iglesia San Juan Bautista, en Amatitlán. Lo acompaña su mamá Heidy Morales. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Luis Enrique Arriola Morales se ha desempeñado como monaguillo en la iglesia San Juan Bautista, en Amatitlán. Lo acompaña su mamá Heidy Morales. 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *